Los principales
enemigos de la madera

La madera, elemento vivo y natural, sufre la agresión de los agentes atmosféricos. Una vez expuestos al exterior, los objetos de madera son atacados por hongos, rayos ultravioletas, cambios de temperatura y humedad. Rio Verde nace para defender la belleza de los objetos de madera. ¿Pero cuáles son los principales agresores?

Los hongos
del azulado

Son microorganismos que se alojan entre el barniz y la capa más superficial de la madera. Dejan marcas en la estructuras y provocan la separación de la película de barniz. Sin una protección adecuada, la madera atacada por estos hongos se vuelve gris.

Los rayos
ultravioletas

La radiación solar actúa en la superficie de la madera, ataca a las moléculas de la lignina y provoca su degradación. Como consecuencia de este fenómeno de deterioro, el barniz se destaca.

Las
temperaturas altas

Una temperatura excesiva incide negativamente en las características elásticas del barniz. La película se “vitrifica” y no puede seguir los micromovimientos de la madera. La separación del revestimiento es la consecuencia natural de este agente de deterioro.

La humedad

Si el producto no está perfectamente protegido por el barniz, el agua penetra en el interior de la madera, afecta a la estructura y facilita la formación de grietas. Una vez en el interior de la madera, si se ve estimulada por las altas temperaturas, el agua tiende a evaporarse, presionando desde el interior en la capa de barniz, que tenderá a separarse.

Top